Enclave RAE
Blog

Enclave RAE. La mejor herramienta para escritores

“El idioma trabaja por nosotros. Mil años de castellano se ponen en marcha cuando me siento a escribir cada mañana”. Desde hace unos meses esta frase del escritor y articulista Francisco Umbral podría continuarse con un “cuando enciendo el ordenador un enorme equipo de lingüistas se prepara para atenderme».

Enclave RAE es –creo-  mejor herramienta digital para profesionales de la lengua española: periodistas, escritores, traductores, editores y, por supuesto profesores. Cuesta 30 euros al año. Pero ¿merece la pena pagar, existiendo tantos recursos gratuitos en internet, como los de la propia Real Academia Española o la Fundéu? Eso depende de tu trabajo y/o tu curiosidad.

Enumerar todas las funcionalidades de Enclave RAE convertiría esta entrada en un tocho muy largo así que mejor dejarlo en un resumen muy somero acompañado de ejemplos prácticos de su uso.

Ficha de la palabra: definición, ejemplos de uso sacados de una base de datos inmensa, la primera vez que se utilizó (siempre según esa base de datos), vocablos que suelen usarse junto al que buscamos, un gráfico con la frecuencia histórica de su utilización, un repaso por las acepciones que ha tenido en los diccionarios anteriores de la RAE y cuántas veces alguien ha consultado la misma palabra que nosotros en los últimos tiempos. Uso práctico para escritores: si estás escribiendo novela histórica reduce o elimina el riesgo de utilizar anacronismos. Para investigadores ya, ni comento.

Diccionario avanzado: Es un poco más complicado de explicar. Así que tomemos el ejemplo de trébede. Nos sale que es un tal, cual, de tal región, que es de madera… En un diccionario tradicional nos quedaríamos ahí pero ¿y si queremos conocer más localismos de tal sitio? ¿O más palabras en desuso? ¿O necesitamos hacernos con un catálogo de herramientas similares? Con un poco de teclado y ratón tendremos esa información a medida. Uso práctico para escritores: si tu protagonista es un herrero de Burgos, podrás reunir fácilmente palabras relacionadas con su profesión y expresiones típicas de su lugar de origen.

Diccionarios: Hay que tener muy buenas estanterías y un generoso presupuesto para libros para tener a mano en el despacho el Diccionario de la Lengua Española, el de Español Jurídico o el Panhispánico de Dudas y otros que por el mercado andan. Aquí están todos juntos y plenamente accesibles en todos los sentidos. Ya no hay excusas para que nuestros personajes incurran en inexactitudes, salvo que eso sea justo lo que queremos.

Gramática: Pues eso, la gramática oficial de la RAE.

Corpus avanzado: En el apartado de Ficha mencionaba una base de datos: es un corpus de textos de todo tipo, desde diccionarios, hasta obras de ficción pasando por monografías y artículos periodísticos. Y no sólo de España sino de todos los países hispanohablantes. Según la propia RAE, en Enclave, dicha base de datos incluye 300 millones de palabras.

Registro de consultas: Permite ver qué palabras han sido las más consultadas en el DRAE en las últimas semanas o en un período concreto. Aunque es una herramienta magnífica, tiene alguna limitación provocada por la precisión que exige la ortografía. La palabra “esta” no significa lo mismo que “está”. Y lo mismo puede ocurrir con la grafía en mayúsculas o minúsculas. Esto deforma un poco los datos, como vemos en esta tabla donde feminazi y Feminazi aparecen con resultados separados, pese a que obviamente son el mismo vocablo. Si el sistema sumara ambas búsquedas aparecería, seguramente en primera posición (a fecha de cosulta para este artículo, se entiende).

Aula: esta herramienta está enfocada a profesores y estudiantes. Permite buscar el recurso que se necesita o el que se quiere practicar y ofrece una explicación teórica y ejercicios para practicar.

Taller lingüístico. Tiene los siguientes apartados:

  • Corrección ¿Por qué dejar en manos de Bill Gates la corrección de nuestros textos cuando tenemos una herramienta más profesional? Hasta 1.000 caracteres, basta con copiar los párrafos y pegarlos en la pantalla. No sólo nos señala los errores sino que clicando sobre ellos, podemos acceder a la explicación correspondiente. También se pueden analizar pasajes más largos adjuntando un archivo y siguiendo un procedimiento algo más complicado.
  • Anotador: realiza análisis lingüísticos, tanto léxicos como gramaticales e identifica oraciones y unidades: locuciones, acrónimos, símbolos, etc.
  • Conjugador: escribes el verbo, no necesariamente en infinitivo, y aparecen los datos.
  • Consultas lingüísticas: se plantea la duda de forma esquemática, la aplicación ofrece una lista de resultados y en caso de que no aparezca, se puede solicitar respuesta “humana” a través de un formulario. Yo lo he probado una vez y la contestación fue rápida y exhaustiva.

Finalmente, Enclave RAE te permite guardar las consultas y elementos que quieres tener a mano y hasta crear un libro personal con ellos.

En definitiva, si buscas un lugar en el que encontrar recursos que te ayuden a comprender o producir un buen texto, sea periodístico, literario o técnico, éste es el lugar.

El único pero importante que podemos ponerle es que si tiendes a la procrastinación, puedes echar muchas horas jugando con este maravilloso juguete.

Espero que la información te haya resultado útil, que te animes a usar la versión de prueba y que compartas por aquí qué te ha parecido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *